diciembre 05, 2007

Hablan de literatura con espíritu de concierto

José Manuel Aguilera, Javier Corcobado, Nacho Vegas, Pacho Paredes y Bruno Galindo cerraron el foro musical de la feria.
No era un concierto pero los que estaban en el estrado bebían, fumaban y compartían sus ideas con las más de 400 personas que abarrotaron el auditorio Juan Rulfo. Nacho Vegas, Bruno Galindo, Javier Corcobado y José Manuel Aguilera fueron los protagonistas de la segunda jornada del encuentro que organizaron la Fil y el periodista musical Enrique Blanc, Canción: Palabra escrita, en un intento por acercar al público roquero a la literatura.



El moderador, José Luis Paredes Pacho, ex baterista de La Maldita Vecindad, abrió la mesa con una pregunta: ¿Qué relación hay entre la música y la literatura? “La canción no necesita ser comparada con la poesía porque hay un elemento que las diferencia: la música. Creo que en muchas canciones importa más la melodía y el ritmo que el texto”, respondió el guitarrista y vocalista de La Barranca, José Manuel Aguilera, quien coincidió con lo dicho en la primera jornada del encuentro por el brasileño Arnaldo Antunes.



Además, el mexicano agregó: “La canción es ese híbrido entre literatura y música que muchas veces es tomado como un género menor”. En este punto también convergió el cantante español Javier Corcobado: “El oficio de hacer buenas canciones que perduren y la literatura son cosa aparte, aunque la poesía tiene mucho que ver. Sin embargo, la poesía se encuentra hasta en la música experimental”. El cantautor Nacho Vegas añadió un aspecto: “Además de música y letra, considero muy importante la interpretación: ése es el punto en donde yo me concentro más”, señaló. Por su parte, el escritor y periodista Bruno Galindo recordó, pese a las respuestas de sus compañeros de mesa, que la obra de grandes músicos como Lou Reed, Nick Cave o Bob Dylan ha sido mejor comprendida desde otro atril, el de la literatura.Pacho preguntó cuáles son los procesos creativos de cada músico. “No hay una fórmula para hacer una canción chingona. Para mí, hacer una rola es un misterio. Creo que cada una tiene sus propias reglas que el músico debe ir descubriendo poco a poco; eso incluye, por supuesto, la música, y puede ser que ésta surja primero”, comentó José Manuel Aguilera, y Nacho Vegas agregó: “Una canción es como un ser vivo, imperfecto pero orgánico”. Por su parte, Corcobado mencionó: “No creo que hay un método para hacer una canción. Yo, cuando me enfrento a uno, más bien me enfrento a un estado de ánimo”.



Los vicios de la industria del disco, las nuevas formas de hacer música en la era digital, los buenos y malos letristas y el impulso inherente por hacer ruido, fueron tema de discusión que no podía terminar de mejor manera que complaciendo al público.



Los asistentes esperaban el palomazo e iban con todo y guitarra acústica. Nacho Vegas fue el primero que tocó y le pasó la estafeta a José Manuel Aguilera. Los españoles Javier Corcobado y Bruno Galindo se limitaron a leer unos poemas de su autoría y al espectáculo improvisado se sumó Arnaldo Antunes, para cantar a capella, ante un público que ya hacía fila para acercarse al estrado y pedir autógrafos.


Talía Zepeda Ponce

Tomado de:
http://fil.milenio.com/foros-y-encuentros/nota/2007/12/02/hablan-de-literatura-con-un-espiritu-de-conci

1 comentario:

Carlo Ponx dijo...

La pregunta es: ¿Por qué no me enteré? ¡Caramba!