agosto 06, 2008

Carta a una señorita en Argentina.

Quiero decirle que esto me parece una locura. Los sentimientos amorosos siempre son una locura, pero sentirlos por alguien que está a miles de kilómetros de distancia, lo son aún más. Sentir esto, cuando se sabe que esa persona no volverá en mucho tiempo, y peor aún, que esa persona ya no siente nada por uno, no se, simplemente, cómo describirlo.



Pero igual y eso es parte fundamental de mi esencia. Soy un tipo indeciso por naturaleza y por lo mismo no me decido a olvidarla. Me empeño en los recuerdos, guardados en formato digital y bajo contraseña, en el porqué de su decisión. Y pienso constantemente en que yo me había hecho grandes expectativas a su regreso, y que eso fue tonto. En que yo a la fecha la sigo soñando y a veces hasta sintiendo, y que eso sea simplemente parte de un sueño.



En los ratos de lucidez, o de enojo, la pienso como una… Aquí cabe una serie de emociones raras, luego una serie de sentimientos de culpa por pensarla así y finalmente el convencimiento de que usted no es nada de eso y que al contrario, siempre será especial para mi.

1 comentario:

Eterna dijo...

triste querer a alguien a distancia y que esa persona no le quiera...
lo se por experiencia

un gran blog