noviembre 17, 2006

Miedo y Asco en Las Vegas

Hunter S. Thompson es uno de esos autores que son unicos y que están lo suficientemente locos (o son lo suficientemente geniales) para no conformarse con ver fuera de la caja, sino vivir, resprirar, transpirar y existir afuera de la caja sin realmente salir nunca de ella.
La especialidad del Señor Thompson era el "Periodismo Gonzo" (ninguna relación con el colorido mopet) es decir un estilo de narración que mezcla ficción con acontecimientos reales, de modo que no es posible saber que fue lo que pasó exactamente en el viaje a Las Vegas que realizó con en 1971 con un arsenal de drogas. Lo mas absurdo se vuelve verosimil.
Sin embargo no crean que esto es un libro de puro alucine idiota como las peliculas de Cheech y Chong, Thompson nos da una dosis de reflexion interna muy densa, tan densa que a pesar de que este libro es un compendio de alucinaciones y viajes acidos, es uno de los libros que mejor analiza la loca epoca de los sesentas en Estados Unidos. (¿Quieren entenderle a Dylan? lean este libro)
Les dejo como prueba un par de parrafitos, disfrutenlos con leche, drogas y Rock ´n´Roll
Volvió con la botella del éter, la destapó, luego echo un chorro en un pañuelo de papel, se lo puso debajo de la nariz y aspiró fuerte. Yo empapé otro pañuelo de papel y me lo enchufe en la nariz. El olor era tremendo, incluso con la capota bajada. Pronto subíamos tambaleantes las escaleras hacia la entrada, riéndonos como tonos y arrastrándonos uno a otro como si estuviéramos borrachos..

Esta es la ventaja principal de éter: te hace actuar como u borracho de pueblo típico...perdida total de las funciones motrices básicas: visión nublada, perdida de equilibrio, lengua acorchada...corte de todas las funciones entre cuerpo y cerebro...lo cual es muy interesante porque el cerebro sigue funcionando mas o menos igual....puedes verte a ti mismo comportando de te ese modo horrible, sin poder controlarlo.

Si te acercas a las puertas giratorias que llevan al interior del Circus-Circus, has de saber que cuando llegas ahí tienes que darle dos dólares al tío, porque, de lo contrario, no entras...pero cuando llegas, resulta que todo te sale al revés:

Calculas mal la distancia a la puerta giratoria y te vas contra ella, sales lanzado y te agarras a una vieja para no caerte, y un furioso carca te empuja y piensas ¿Pero que pasa aquí? ¿Qué ocurre? Luego, te oyes balbucir “Pero que pasa hombre, no es culpa mía ¡tenga cuidado!...¿por que dinero? YO me llamo Brinks; naci...¿nací? Las ovejas por la borda....mujeres y niños al coche blindado...Ordenes de capital Zap”
THOMPSON. Hunter s. Miedo y asco en Las Vegas. Barcelona: Anagrama. 2006. 207 pags.

3 comentarios:

l i l i t h dijo...

El asco, el atascamiento, el exceso, rock&roll y no más...

ÐÆxter dijo...

Para empezar quisiera decir que los libros de libertinaje no son mis favoritos... bueno, en realidad casi lo son... o algo así.

Ya leí trainspotting aunque como la traducción es española usan muchas palabras obsenas locales a su país que resultan cuanto más desconocidas e insulsas en México, así que la experiencia no fue tan agragable aunque no dejo de sentir una extraña fasinación... no, más bien un malsano morbo por esa escocia de verdad.

Poco después de leer Trainspotting un tipo me dijo en Atomix que no le agradaba lo grotesco y el mal gusto de Welsh y se refirió a un tal Martin Amis como su escritor favorito de ese tipo de novelas (entiéndase libertinas). Curiosamente hace unas dos semanas leí un artículo de Guillermo Fadanelli (http://fadanelli.blogspot.com) en el que hablaba de las recomendaciones para lecturas a los jóvenes que quieren iniciarse en esto de la lectura. Después de unas pocas vueltas al asunto concluyó que como no recomendar libros era también un error, no dejaba de recomendar El Retrato de Rachel de Martin Amis.

Precisamente, hace poco vi El Retrato de Rachel en la librería del FCE del eje central y al leer la reseña descubrí que era otro libro 'puerco' y como no puedo dejar de sentir curiosidad por los libros puercos, agradezco a Prox por agregar uno más a la lista de libros puercos que leeré (aclaro que no lo compré, seguramente aún habrá existencias) y da un total de: 2... o 3... creo

alejandro dijo...

para aquellos a los que les haya gustado este libro podría recomendarles tambien junkie y el almuerzo desnudo de william S Burroughs... Probablemente la mente mas brillante de la generación beatnik.