septiembre 23, 2006

De técnicas para elegir un libro...

... de ideas pendientes para postear y de cómo mantengo vivo el interés por la lectura.

Leyendo below the line -un blog español- he encontrado algunos datos interesantes sobre los hábitos de lectura en Estados Unidos. Según esto:
  • “58% de la población adulta nunca vuelve a leer un libro después del bachillerato.
  • 42% de los graduados universitarios nunca vuelven a leer un libro.
  • 80% de las familias americanas no compraron o leyeron un libro el año anterior.
  • 70% de los adultos americanos no han estado en una librería durante los últimos 5 años”.

En México se hablan muchas cosas sobre el problema de la lectura, aunque no he dado aún con algún estudio serio al respecto. No es la idea repetir todo lo que se dice, más bien creo que muchas veces el iniciar o no una nueva actividad que después se convierta en hábito, como podría ser la lectura, depende de muchos factores. Puede ser por falta de un estímulo, puede ser simple apatía o bien por mera desorientación, etc... El dinero y el tiempo creo que no son pretextos válidos.

Creo que todos los argumentos populares del porqué no sólo en latinoamérica, sino como hemos visto también en Estados Unidos, no se lee son meros pretextos. ¿Por qué? Por varias razones. Se ha descubierto en genética, que aunque de alguna manera nacemos con miles de genes que definirán nuestros principales rasgos, eso no quiere decir que estemos sujetos a un destino inevitable. Según esto, el medio ambiente en el que nos encontremos influirá más en nuestro desarrollo que nuestra carga genética. Luego entonces, lo que necesitamos realmente para desarrollar un hábito de lectura son simples estímulos y simples ejemplos. He visto a muchos padres quejarse de que sus hijos no leen y cuando les preguntas ¿usted lee? ponen cara de ¿Yoooo? argumentando: "Yo ya estoy muy viejo para eso".

Hay que hacer a un lado los pretextos como el tiempo, la falta de educación o el dinero. ¿Por qué? Hagamos una comparación con el hábito que probablemente sea el más popular en el mundo: Ver Televisión. ¿Cuántas personas que afirman no tener tiempo para leer se pasan en promedio dos horas frente al televisor?

¿Quién es la principal audiencia de nuestros más populares canales de televisión? Las clases media-bajas.

Pero también en la gran mayoría de hogares mexicanos, sean pobres o de clase media existe por lo menos una televisión. Si por ejemplo, un evento deportivo se transmite por TV de paga y no tenemos, nos vamos a un bar a ver dicho evento. Que alguien me diga en promedio cuántos “libreros familiares” existen en su casa, y más aún, que no sean sólo parte de la decoración de la misma. Quién ha escuchado decir a alguien: "no tengo dinero para comprar un libro, pero voy a la biblioteca a leer algunos".

Si crecemos en un medio ambiente en el que predomina la gente que ve televisión, es obvio qué hábito será el que desarrollemos más fácilmente. Puro sentido común, que como dice el viejo, es el menos común de los sentidos.

Dejando de lado estos debrayes. Les comparto –y espero que en comentarios alguien aporte algo más- algunas ‘técnicas’ a las que recurro cuando estoy frente a un estante de libros sin saber exactamente qué es lo que quiero y que creo que pueden ser útiles para quien se esté iniciando. Así es como he mantenido vivo el estímulo hacia la lectura que alguna vez despertó una profesora de lectura y redacción cuando nos 'obligó' a leer "El perseguidor":

- Leer el resumen al reverso. Muchas veces puedo pasar un buen rato leyendo lo que a grandes rasgos se dice acerca de un libro. Así es como he conocido a autores que ni sabía que existían y en su mayoría, es difícil que un libro, del que he leído esa breve introducción, me defraude.

- Recomendaciones en revistas (u otros medios). Dependiendo el tipo de revista o medio, claro. Siempre que alguien hace una buena recomendación, o me encuentro buenos comentarios acerca de un libro o autor, me resulta irresistible conseguir ese libro.

- Bibliografías o referencias usadas en otros libros.

- Los “clásicos” son un buen comienzo. Usando nuestro criterio, también aplica a los libros o autores que se han hecho acreedores a algún premio de renombre. No necesariamente tienen que ser ‘best seller’.

- Si un libro me gustó o me gustó el estilo de algún autor, busco su biografía para familiarizarme más y luego busco el resto de su obra. Aquí aplica el criterio de abordar algo primero en ‘extensión’ y luego en ‘profundidad’. Puedes empezar abordando un género y después a tus autores favoritos de ese género.

Fin.

Desde hace rato traigo algunas ideas que postear -falta de tiempo y mucho estrés- pero si alguien se anima, se las comparto:

* "Lecturitas": No me digan que no se han encontrado en internet algún buen relato; la introducción o capítulo de un libro o por qué no, un libro entero para leer on line. No sean codos y compartan, que ya les compartiré alguno también

* "De libros llevados al cine..., sin viceversa": Hay una cierta polémica en esto... si no me equivoco el mismo Borges solía recomendar a los escritores nóveles escribir de tal modo que sus obras jamás pudiesen ser llevadas al cine...[si me equivoco acepto zapes jeje]

* Libros "clásicos" que no se me antojan para nada, escritores "clásicos" que no me gustaron. Libros "clásicos" que tengo pendientes, etc.

he olvidado por ahora lo demás... :[

Gracias a Lilith por la invitación y a vosotros por la atención..., saludos!

2 comentarios:

l i l i t h dijo...

Pues yo tengo una especie de manía con los libros, generalmente los adquiero por recomendaciones ya sea de gente que conozco o algunos que recomienden buenas referencias, por ejemplo ví a Carlos Fuentes presentar su último libro con Cristina Pacheco y me dieron ganas de tenerlo.


Pero casí siempre que tengo un libro, leo el resumen del final, y leo la última hoja.

Mientras lo leo olvido el final y cuando llego nuevamente a él es completamente fresco...

i dijo...

yo trabajo donde trabajo por sólo una razón: hay biblioteca :)

y me encanta pararme entre los anaqueles y esperar a ver qué libro me "llama"

así he "escogido" muchos de los que he leido

saludos